Rutinas hipertrofia

¿Te superas o te ciclas?: la realidad de los ciclos hormonales

Ya  vimos en artículos como: “La suplementación nutricional: un negocio multimillonario” de mi compañero Noé Muñoz Barallobre o en “¿Merecen la pena los suplementos con aminoácidos?” de Jonathan Pelegrín-Ramírez, que las ayudas ergogénicas deben responder a criterios objetivos, saludables y con un fin concreto que desde mi punto de vista siempre sea la promoción de la salud. Todo esto bajo la supervisión de profesionales médicos y nutricionistas.

Hoy día vivimos en la era de la imagen, el culto al cuerpo y la necesidad de alcanzar estereotipos de belleza en mujeres y  fortaleza extrema en hombres. Ahora que llega el buen tiempo es mucho más evidente esta tendencia. Llega el verano y es el momento de lucir ese cuerpo que hemos estado machacando toda la temporada. Hasta cierto punto esto no está mal, ya que a todos nos gusta vernos bien, pero hay que distinguir entre vernos bien y pretender que nos vean como a Arnold en bañador o como a una “top model” en bikini. Debemos sentirnos bien con nosotros mismos tal y como estemos, teniendo en cuenta que hacer ejercicio tiene como consecuencia el cambio y mejora de nuestro aspecto dentro de unos límites normales.

Dicho esto vamos a tratar el tema de los llamados ciclos. Winstrol, Testosterona, Primobolan, Clenbuterol u Hormona de crecimiento son algunas de las sustancias más utilizadas hoy en día por los principiantes y veteranos en el mundo del fitness. Esta práctica ha sido mayoritariamente utilizada por hombres pero esto está cambiando desde hace unos años ya que las mujeres están empezando a tratar con este tipo de drogas para mejorar artificialmente su rendimiento, y digo artificialmente porque la ayuda de la que disponen es completamente externa a la persona y sintética completamente.

¿Qué beneficios pueden dar estas sustancias para ser de las drogas más consumidas en el mundo de ejercicio físico?

La respuesta es evidente. Aumentamos la síntesis de proteína por lo que podemos mejorar nuestro volumen muscular. Se produce un aumento de la fuerza y una reducción del tejido graso, además de otorgar al que los consume una sensación de bienestar ya que sus períodos de recuperación se acortan. A simple vista son todo ventajas y más para aquellos que quieren resultados relativamente rápidos con un esfuerzo igual o menor que otros.

¿Pero conocen estos individuos sus efectos secundarios?

La testosterona por ejemplo puede afectar al crecimiento del cuero cabelludo, alterar los niveles de colesterol o afectar al aparato cardiovascular. Uno de los efectos más característicos es la transformación de esta hormona en un estrógeno, lo que puede llevar a retener líquidos, acumular grasa o incluso producir ginecomastia (desarrollo de pecho femenino). Otro gran problema de esta hormona es la hipertrofia de la próstata, problema que se relaciona con un cáncer muy común en varones, el cáncer de la misma. Se puede producir un trastorno en la conducta, ya que la toma de esta hormona puede inducir al que la toma a un estado de agresividad que hace que éste sea peligroso para él mismo y para los demás, cosa que es bastante habitual encontrar y muy difícil de controlar, ya que una “masa de músculos rabiosa” es algo que hay que parar y aislar, pero que por desgracia suelen tener demasiada libertad.

El aumento de la presión sanguínea es otro de los problemas que podemos encontrar en los sujetos que se someten a estos pseudotratamientos y que puede originar problemas graves de corazón, ya que la hipertensión es una causa de riesgo cardíaco a tener en cuenta.

La atrofia testicular es otro de los “maravillosos” efectos secundarios que se puede encontrar un titán de gimnasio cuyo único objetivo es lucir un cuerpo hercúleo. Pues bien, a la hora de verse con este problema deberá plantearse el no quitarse nunca la ropa interior, ya que los testículos no se van a corresponder con los bíceps amigos…La explicación de esto es muy sencilla. El cuerpo que es un sistema inteligente siente que tiene un exceso de hormona en el cuerpo que entra de forma externa y debido a ello decide dejar de fabricarla el mismo. Se inhibe la producción de hormona luteinizante y FSH, las dos hormonas que estimulan las células de Leydig en los testículos para liberar testosterona. Sin esta producción los testículos estarán de “vacaciones” y se encogerán por inactividad.

Al tener un fuerte impacto hormonal, el uso de esteroides puede influir en el estado de ánimo del que los toma. Tenemos el comportamiento agresivo del que hablábamos antes y por otro lado tenemos el extremo contrario que es el de la depresión. No sé ustedes pero si al estado de humor alterado le sumamos unos pechos femeninos y unos testículos reducidos…sólo me quedarían dos opciones o estar muy cabreado o estar muy hundido.

En las mujeres se puede producir la virilización de los rasgos. Esto significa que aparte de los problemas cardiovasculares, renales y todos los que encuentran los hombres, las mujeres pueden verse un día en el espejo y darse cuenta de que cada vez parecen menos una mujer…se pueden producir cambios menstruales, acné, líbido aumentado, pérdida de cabello, crecimiento de bello corporal y crecimiento del clítoris.

En conclusión tomar este tipo de drogas es una irresponsabilidad, ya que antes hay que conocer los posibles efectos adversos que puedan perjudicarnos, aunque por fuera pareciéramos estar en plena forma por dentro quizá estemos “podridos”…la gente que las consume en general busca un resultado exento del esfuerzo que requiere un buen entrenamiento, además de superar un límite que de forma natural se establecería algo por debajo de parecer HULK, pero que gratifica mucho más ya que es fruto del trabajo duro y la superación personal.

Utilicemos la cabeza para entrenar y dejémonos de engañar a nosotros mismos con este tipo de sustancias que lo único que hacen es crearnos la necesidad de vernos cada vez más y más desproporcionados, en muchos de los casos, con nuestro cerebro.

Recuerda que puedes seguirnos en Facebook y Twitter.

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest