moderación en las comidas

Repetir plato: ¡Doble por favor!

El tema de repetir plato en una comida es una cosa que en España nos apasiona. Todavía recuerdo con apenas unos años y sentado en el taburete de casa de mis abuelos con los pies colgando, como ¡Tripitía! el exquisito puré de mi abuela Eva, ¡una gran cocinera y mejor persona!

Pero bueno, ya no sólo de repetir vive el hombre, sino la ración doble se ha instaurado en nuestras casas como algo habitual…parece ser que en los últimos 20 años las porciones/raciones de comida se han multiplicado por 2 y eso quiere decir que nuestro peso o nuestros gordos también se multiplican por 2 y nuestra salud se divide entre 2.

Todos los alimentos han engordado, una porción de pan no es igual ahora que hace años, una magdalena, las patatas fritas o las bebidas no son igual ahora que antes. En los restaurantes convivimos con el menú L, XL…¿Es necesario? ¿Es necesario “small”, “tall”…para un café? Es curioso porque en muchos restaurantes te sale más barato el menú cuanto más grande te lo pidas, ¿Es necesario cebarnos? Crecen las raciones y también la dificultad de abrocharnos el cinturón del pantalón.

¿Recordáis eso de que una alimentación debe ser variada, MODERADA, y equilibrada? ¿No? Moderada es la palabra clave. Moderada es comer en plato de postre y no en plato grande para engañar al ojo. Moderada es dejar la fuente de la comida en la cocina y no en nuestras narices. Moderada es comer patatas y llegar a cerrar (y no tirar) la bolsa. Moderada es comer mientras conversas con la gente y no ponen tu encefalograma plano mientras ves la televisión sin saber la información que traspasa tu cabeza ni la comida que entra en tu estómago.

Se multiplican las raciones, pero se gasta la mitad de energía. Sé cuidadoso contigo mismo y si has duplicado tu ingesta, duplica también tu actividad. Guíate por la razón y no por la sensación de hambre, eso que siempre hemos escuchado “comes por los ojos”, ya que seguramente tu cuerpo no lo necesite, y además todo lo que ingieras, después lo tendrás que quemar.

Está claro que ya nadie tiene que ir a sacar patatas al campo y a coger el tractor. Ya casi no quedan trabajos físicos más allá de los 10 dedos encima de un teclado. No multipliquemos las raciones y sí multipliquemos nuestra calidad de vida.

Si te ha gusta este artículo, tal vez te interese también:

“Cuando seas padre comerás ¿dos huevos?”

“Alimentación para ciclistas”

Recuerda que puedes seguirnos es Facebook y Twitter. No te olvides de visitar la web del autor “Comiendo se entiende la gente”, ¡Te va a encantar!

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest