Alimentos gym

Los mejores alimentos para entrenar con energía

Es muy probable que si estás leyendo éste artículo tengas dudas sobre: ¿Qué, cuando y cómo? debes comer para poder realizar un entrenamiento eficiente o lo más eficiente posible. En primer lugar y antes de meternos en la materia, tengo que decirte que: No comer antes de entrenar es un error gravísimo. Algu@ de vosotr@s pensará: “Bravo Lord obviedad, vaya punto te has marcado…” y reconozco que yo mismo lo pensaría…No obstante creo que es importante tener en cuenta éste consejo y repetirlo las veces que sea necesario, porque me he encontrado bastante gente que va al gimansio a “quemar grasa” prácticamente en ayunas. No proporcionar alimento al cuerpo significa una disminución elevada de desarrollar una sesión con normalidad.

A todas las personas que me han confesado venir en ayunas o casi en ayunas, les he dicho siempre lo mismo: ¿Pretendes correr las 24 horas de Le Mans sin gasolina?. Pues eso es lo que pretendes hacer si vienes a entrenar en ayunas…Proporcionar energía a nuestro cuerpo antes de entrenar nos hará poder hacerlo con mayor intensidad y durante más tiempo.

Dicho esto, quiero dejar claro que en consejos de nutrición y dietética debeís acudir a un nutricionista titulado o a vuestro médico. Estos profesionales son los mejor cualificados para orientaros y dar con la mejor alimentación. Lo que aquí paso a describir es mi experiencia personal respecto a la alimentación y el entrenamiento.

Unas aclariciones previas.

Por mi experiencia personal hay dos factores que influyen a la hora de entrenar y que van “casi” de la mano respecto a lo que comemos antes de entrenar. Estos dos factores son:

La situación anímica: Creo que tod@s estanos deacuerdo en afirmar que, unos días estamos mejor y otros peor. Hay ciertos días en los que ir a entrenar es casi un reto, bien sea porque estamos de trabajo hasta arriba, estemos estudiando, pasemos algún momento sentimental o familiar malo o nos hemos levantado con el pie izquierdo. Deciros que esos días, son en los que es más necesario entrenar. Cuando realizamos una actividad física estamos desconectando y ello nos ofrece la posibilidad de asentar nuestras emociones y hacer un pequeño descanso “mental”. Estés cómo estés, si puedes, ve a entrenar. Saldrás mejor de cómo entraste.

El horario en el que entrenas: No es lo mismo entrenar recien levantado de la cama que al final de una dura jornada. Si bien el cuerpo se adapta a los cambios y pasados unos días te encontraras perfectamente aclimatado, procura entrenar a la misma hora todos los días. Rendirás más y mejor si tienes unos horarios fijos.

¿Qué comer antes de entrenar?

Aunque existen diferencias entre tipos de actividad deportiva, la mayoría de los expertos recomiendan ingerir hidratos de carbono de absorción rápida al menos una hora antes de realizar cualquier actividad física. Los hidratos de carbono de absorción rápida son nutrientes que aportan glucosa a tu organismo que se transformará en glucógeno para tus músculos. Te recomiendo que comas un sándwich, un bocadillo o una pequeña ensalada de pasta fría. Las opciones son infinitas con éste tipo de alimentos. Cómo experiencia personal, yo suelo comer una hora antes de entrenar una ensalada de pasta fría con queso light, tomate, atún y unas aceitunas negras. Además de energía para entrenar comerás con gusto. Si exploras la red podrás encontrar muchísimas opciones que estan bastante alejadas del gusto culinario. Si no te gusta lo que comes, dejarás de comerlo. Planifica tu comida de pre-entreno con opciones que te gusten.

¿Cuando comer?

Deberías comer con una hora de antelación (cómo mínimo) antes de entrenar. Esta periodo de tiempo facilita que hayas podido hacer la digestión y que tu cuerpo haya asimilado ya los nutrientes. No obstante éste tiempo es el establecido para alimentos bajos en grasa. Si te has comido un cocido madrileño o unos callos salmantinos, te recomiendo que esperes dos horas.

Si vas a realizar la actividad por la mañana, espera una hora desde que desayunaste para empezar a entrenar. Estos tiempos son para los hidratos de carbono de asimilación rápida. Cuando estamos ante hidratos de carbono de asimilación lenta debemos tener en cuenta que estos son procesados por el organismo de otra manera.

Si tu opción es la de entrenar por la tarde o noche, procura realizar una merienda inteligente los días que entrenes. Si entrenas por la tarde come una hora antes y si lo haces por la noche divide la cena en dos partes (Una hora antes de entrenar hidratos de carbono de absorción rápida y después de entrenar hidratos de carbono de absorción lenta junto con proteínas)

Espero que mi experiencia os haya servido para despejar posibles dudas sobre el temas y si quereis ampliar la informacíon acudaís a expertos en alimentación cómo nutricionistas o médicos.

 

 

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest