Opinión de la dieta de los 31 días

La dieta de los 31 días

Desde hace un tiempo se viene hablando en redes sociales, foros y páginas de nutrición sobre una nueva dieta, la dieta de los 31 días. Una nutricionista portuguesa llamada Ágata Roquette publicó su libro llamado de la misma manera.

Esta autora habla de perder entre 3 y 8 kilos en un mes, tiempo que dura la dieta, sin pasar hambre ni tener cambios de humor adyacentes al ayuno clásico de las dietas tradicionales. Para poder desarrollar dicha forma de adelgazamiento tenemos que seguir dos pautas imprescindibles, comer sólo los alimentos permitidos y restringir el consumo de hidratos de carbono, sobre todo los de alto contenido en azúcar, como los dulces, el arroz, la pasta, el pan, las legumbres, las frutas tropicales, la miel y el alcohol.

La estructura alimenticia del día se organiza en torno a 3 comidas al día, aunque si se tiene hambre se pueden comer entre horas una serie de tentempiés, como fruta, yogur, gelatinas, quesitos, zanahorias crudas, pollo, pavo o jamón.

Esta dieta consta de 3 fases y su posterior mantenimiento.

La primera fase durará los primeros 15 días y se basa en la prohibición completa de los hidratos de carbono, a excepción del pan en el desayuno. Su objetivo es perder volumen corporal rápidamente.

La segunda fase  consiste en introducir gradualmente alimentos como fruta y sopa de verduras. Esta fase viene a durar otros 15 días.

En la tercera fase se introduce ya el consumo de hidratos y la pérdida de peso se normaliza.

La última fase consistirá en un mantenimiento que habla de comer de forma equilibrada y saludable en la que se puede tomar de todo pero de forma sana.

Aparentemente puede parecer un atajo hacia el peso ideal en el que nos queremos ver para poder sentirnos mejor con nosotros mismos. La reducción de hidratos radical hará que perdamos peso indudablemente y la ingesta de proteínas contribuirá a que ganemos masa muscular y ganemos peso magro, perdiendo a su vez peso graso, ya que también habrá que reducir el consumo de grasas en nuestro organismo.

Como ya leímos en artículos anteriores como aquel que decía “No a las dietas”, o aquel que decía “Los mejores alimentos para entrenar con energía” por Noé Muñoz Barallobre, realizar este tipo de regímenes alimenticios puede tener ciertos problemas:

1.- Reducir el consumo de hidratos puede producir problemas en el organismo como fatiga muscular, deterioro en la función cognitiva ya que el cerebro se alimenta de glucosa o problemas de tránsito intestinal que puedan formar en conjunto un factor de riesgo para nuestra salud. De esta manera debemos ser conscientes de las posibles consecuencias antes de retirar los hidratos de nuestra alimentación.

2.- Perder peso por suprimir estos macro nutrientes puede producir un efecto rebote importante al volver a incluirlos en nuestra manera habitual de alimentarnos, ya que el cuerpo se habitúa a este déficit y lo evalúa como una situación de necesidad. Debido a esto puede volverse lento nuestro sistema metabólico y al consumir hidratos de nuevo producirnos un doble efecto de sobrepeso.

3.- Un exceso de proteína en el organismo de personas que no realicen ejercicio diario como para poder sintetizarlas puede producir una saturación renal y causarnos más problemas que unos kilos de más.

Estas son algunas de las consecuencias que debemos conocer antes de decidirnos por una de estas dietas.

Lo primero que debemos hacer es ser sinceros con nosotros mismos e identificar qué podemos estar haciendo mal en nuestra alimentación. No busquemos milagros porque no existen. Sólo el trabajo duro y el esfuerzo diario podrán hacer que cambiemos nuestro cuerpo para hacerlo más sano y duradero, además de estéticamente atractivo. No nos dejemos engañar por la simple necesidad de pesar menos y olvidémonos de la báscula.

Hoy en día tenemos la suerte de poder acceder a toda la información que necesitamos para saber qué alimentos son buenos y cuáles son malos en el sentido de lo saludables que serán para nuestro organismo, en función de nuestras necesidades básicas y de actividad diarias.

Lo más importante, desde mi punto de vista es realizar ejercicio. Por poner un ejemplo: Si no lo realizamos pero comemos pasta todos los días como para dos personas, aunque sea integral y de la más alta calidad, evidentemente engordaremos ya que estamos aportando combustible de sobra para nuestra máquina.

Lo que debemos pensar es que la alimentación es fundamental pero lo esencial es entender qué debemos comer, cuándo debemos comerlo y cómo. Para ello es una buena idea acudir a un profesional pero no para hacer dietas con fecha de caducidad y efecto rebote sino para que nos de las clave para desarrollar nuestra propia forma de vida.

Ejercicio y alimentación son las dos palabras clave para cualquiera que se pregunte cómo cambiar, no sólo su cuerpo sino su vida. El cuerpo está diseñado para moverse y al moverse requiere de unas necesidades energéticas básicas que se encuentran en el alimento y está al alcance de todo aquel que realmente quiera.

Hoy en día buscamos la fórmula mágica, la vía fácil, el atajo para conseguir el qué, ¿parecernos a un modelo estético de dudosa calidad de vida o que dispone de todo el tiempo para ejercitarse?

Lo que tenemos es lo que hay y será mejor aprender a sentirnos bien con ello y pensar en mejorarnos a partir de nuestra base corporal. El ejercicio es la clave para poder potenciar nuestro cuerpo y nuestra mente superándonos a nosotros mismos y consiguiendo objetivos dentro de una progresión sana y saludable.

La alimentación es el pilar sobre el que debemos apoyar nuestro trabajo diario, ya que como habitualmente se dice, somos lo que comemos y para ello no debemos escatimar en nutrientes esenciales como los hidratos ni limitarnos a unos días de dieta.

Este viaje tiene que tener un billete de ida pero no de vuelta, ya que mejorarnos a nosotros mismos es un camino de una única dirección.

Desde Uworkfit siempre os recomendamos acudir a profesionales, en este caso a un Nutricionista o a un Médico. No todos los organísmo son iguales y por tanto las fórmulas mágicas no exísten. Estos profesionales te orientarán debidamente y de una manera profesional.

Espero poder ayudaros desde mi experiencia y conocimiento. Para más información puedes contactar con nosotros a través de Facebook y Twitter.

Queremos agradecer a nuestra compañera Miriam Ferreiro Muñoz-Repiso, el habernos puesto sobre la pista de esta nueva “dieta milagro”. No os perdaís su sección “Tendencias fitness” en Uworkfit.

Loading...

Comentarios

  1. Name-2 Responder
  2. Alberto Responder
    • Guillermo Álvarez Náñez Responder
    • Sonia Responder

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest