Huevos y colesterol

Cuando seas padre comerás ¿Dos huevos?

Hablando de huevos, ¿Qué tenemos o qué sabemos de este alimento? “Son buenos, son malos, tienen colesterol, mi amigo es culturista y desayuna 14…” Se escucha de todo, ya que parece ser que los alimentos, al igual que la ropa, se han convertido en moda. Hoy se llevan las hombreras y mañana el queso feta, así andamos, ¡qué miedo me da esto!

Lo que sí está claro, es que el huevo siempre ha estado en el punto de mira para cualquier tipo de consumidor, y más para la gente con índices de colesterolemia altos, qué pasa, ¿qué el huevo va a tener la culpa? Ni mucho menos, de hecho no es un factor determinante. El huevo contiene 200 mg de colesterol que no es ninguna broma, pero de las grasas saturadas (esas malas malísimas) aporta una mínima cantidad, por lo que: ¡Ya le estáis pidiendo perdón al pobre huevo!

Consumido por muchos deportistas o mejor dicho, desayunado en una excesiva cantidad por muchos deportistas. ¿Recomendación? Toma huevos pero no te obsesiones y no experimentes quitándole las yemas y mezclándolo con cereales, consume, nútrete y disfruta.

El huevo, es un alimento de origen animal, proteico (la famosa albúmina) y lipídico como ya he comentado, sobre todo en la yema, pero ¿Cuántos debemos consumir a la semana? Pues no se sabe (¡no se sabe! creedme), no existe un estudio científico que te diga, “10, cómete 10 ni más ni menos”, es como todo señores, consumo moderado, pero sí es cierto que podemos hablar de una cifra aproximada, 7 u 8 a la semana siempre que seas mayor de edad (como en las discotecas), persona sana y ya sabes, no anciano, no embarazada…repito, ¡consumo moderado!, que esto no es Noche Vieja y barra libre para todo el mundo. En la alimentación no existe la barra libre de ningún alimento existe lo que tanto repetimos, ¡la moderación!

A pesar del temor hacia este alimento, muchos son los mercados y restaurantes que se han sumado al formato “proteico” vendiéndote la moto (que es verdad) que es necesario uno al día, en diferentes versiones sobre todo cocido, por lo que tomémoslo de manera natural y bueno, cuando seas padre, comerás un huevo (por lo menos al día).

Si te ha gusta este artículo, tal vez te interese también:

“Tortitas de avena: un delicios y nutritivo desayuno”

“Alimentación para ciclistas”

Recuerda que puedes seguirnos es Facebook y Twitter. No te olvides de visitar la web del autor “Comiendo se entiende la gente”, ¡Te va a encantar!

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest