el mejor bocadillo de españa

El bocadillo: Una sana costumbre en peligo

Para muchos de nosotros el bocadillo ha sido y es, uno de nuestros principales alimentos en la vida diaria. Sin querer ponernos “abuelo cebolleta” y utilizar expresiones del tipo: “En mis tiempos…”, “Cuando yo era pequeño…” y demás, lo cierto es que el bocadillo está en peligro de extinción.

¿Quién no se siente identificado con éste práctico y suculento manjar?

Para muchas generaciones de españoles el bocadillo ha sido la piedra de toque de su alimentación. Seguro que muchos de vosotros todavía recordáis los bocadillos en la merienda, los bocadillos en las excursiones o el bocadillo de rigor en el recreo. Seguro que te sientes identificado e incluso ¡Con la intención de ir ahora mismo a hacerte uno!

Pues aunque no puedas creerlo, el bocadillo está en peligro de extinción y somos nosotros lo que tenemos gran culpa de ello. Hemos perdido la costumbre y lo que es más importante: No hemos enseñado a los más pequeños la importancia de este sagrado manjar.

Tengo que agradecer a mis padres, y a mi familia en general, que cada tarde me diesen de merendar un buen bocadillo de chorizo, jamón, queso,…y no bollería industrial. Parece ser que, ultimamente, se ha instalado en la alimentación de los más pequeños y no tan pequeños. Si bien es cierto que la bollería industrial ofrece una solución rápida a la merienda de los más pequeños pero,  como en todo: Lo más rápido no es lo mejor.

¿Por qué razones deberíamos volver al bocadillo?

Rápidos de preparar: Un buen bocadillo se prespara en lo que duran dos anuncios de Phoskitos.

Precio económico: El bocadillo es cómo los gimnasios, los hay de todos los precios, pero todos cumplen su función.

Sabrosos y sanos: De nuestro bocadillo podemos conocer exactamente su contenido. Son sabrosos y además están conformados por alimentos de primera calidad.

No necesitan ser conservados: Evidentemente dependiendo de su contenido esto puede variar. La mayoría de los bocadillos aguantan perfectamente con un poco de papel de aluminio.

Son nuestros: El bocadillo forma parte de nuestro ADN y por ello hay que reivindicarlo. No debemos olvidas que nuestra dieta es considerada la mejor del mundo y el bocadillo es parte esencial de la dieta mediterránea. Digan lo que te digan no hay snack que sustituya un buen bocadillo.

Su variedad: La elección de sus ingredientes puede ser variadísima. Teniendo claro cuál es el tamaño más adecuado a nuestras necesidades alimentarias y seleccionando el “relleno”, nos encontramos ante una comida completa.

No quiero demonizar los productos de bollería industrial, pero hay que consumirlos con cuidado. Dicho todo esto solo queda una cosa por hacer: ¡Un buen bocadillo!

Si te ha gustado este artículo tal vez te interese:

“La importancia del desayuno: ¡No salgas de casa con el estómago vacío!”

“Dieta y ejercicio físico: Los aliados contra el sobrepeso”

Recuerda que puedes seguirnos en Facebook y en Twitter.

 

 

 

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest