dolor de rodilla

Dolor de rodilla

¿Porque duelen las rodillas? Alguna vez has experimentado el dolor en la parte posterior de la rodilla. Como seres motrices que somos y debido a nuestra necesidad de obtener energía del medio en el que nos encontramos, para lo cual necesitamos el movimiento, en nuestra forma de desplazarnos las rodillas juegan un papel fundamental y decisivo.

No sólo las rodillas ayudan a dar estabilidad al cuerpo, y permiten que podamos flexionar nuestras piernas a la hora de movernos, sino que también son básicas para nuestra estabilidad corporal.

Con ellas somos capaces de caminar, de correr, de estar erguidos de pie, o de saltar y agacharnos. Hay algunos entrenamientos especiales como los ejercicios para condromalacia rotuliana

Para ello las rodillas cuentan con la colaboración de los huesos, de los ligamentos, de nuestros tendones y de nuestros músculos. Una lesión en cualquiera de estas partes puede causar a su vez una lesión en nuestra rodilla.

Dolor de rodilla afecta a todo tipo de sujetos, es susceptible de causar dolor tanto a jóvenes como a adultos y ancianos, aunque es cierto que en el mundo del deporte, como puede ser al correr puede también ser causa de lesión.

Dolor en la rodilla: ¿Hinchada o Inflamaciones

Dolor en la rodilla: ¿Hinchada o Inflamaciones?

Me duelen las rodillas y estos problemas de rodilla pueden venir derivados de movimientos bruscos de golpes o forma natural, también por la osteoartritis, artrosis, torceduras y esguinces, y del uso repetitivo de los mismos gestos a la hora de movernos.

Otras enfermedades son las reumáticas como la artritis reumatoide o el lupus, que provoca una inflamación en la rodilla y que es susceptible de causar un daño crónico y permanente.

Cuando acudimos a la visita del médico por un problema ya sea liquido en la rodilla u otro síntoma, se suele hacer un chequeo de nuestro historial médico, así como un examen físico.

Otros medios de comprobar el estado de nuestras rodillas son las radiografías, densiometrias, y también tomografías computarizadas. A su vez son también útiles las imágenes de resonancia magnética, las biopsias y las artroscopias. Se recomienda hacer ejercicios para el dolor en algunos casos.

Un tipo bastante común en el dolor de rodilla del corredor es la osteoartritis. En ésta se ve como el cartílago de las rodillas se ha desgastado notablemente.

Dolor de rodillas al correr

Dolor de rodillas al correr: ¿Parte trasera, interno, posterior o lateral?

Hay muchas causas al igual que pueden varias las zonas afectadas por estas dolencias, para esta situación existen diversos tipos de tratamientos o remedios caseros. Harán falta medicamentos para aliviar y paliar el dolor, tales como el acetaminofeno o el ácido acetilsalicílico, la aspirina.

El ibuprofeno puede servirnos para disminuir el hinchazón. También podríamos emplear antiinflamatorios no esteroides.

A su vez son útiles los ejercicios para aumentar la flexibilidad, y los entrenamientos para ganar fortaleza que vendrán bien si también perdemos peso, puesto que en ocasiones el exceso de peso es un exceso de carga sobre nuestras rodillas.

Otro caso es el de la artritis reumatoide. Ésta es provocada por una inflamación que puede incluso llegar a destruir nuestro cartílago, complicando cualquier acción cotidiana como al subir escaleras o estar en simple reposo, siempre es bueno hacer ejercicios con pesas para mujeres.

¿Cómo aliviar estos dolores causados? Su tratamiento puede ser la fisioterapia, o los medicamentos o así también la cirugía de reemplazo de rodilla, cuando de verdad tenemos un daño grave.

Pueden existir a su vez, por otra parte, lesiones en los cartílagos o experimentar dolor individual ya sea la izquierda o derecha.

Huesos de la rodilla y menisco cadera

Huesos de la rodilla y menisco incluso la cadera

Con un simple chasquido rodilla podemos lesionarnos y padecer la condromalacia, qué tiene lugar cuando nuestro cartílago de la rótula se ablanda, y pueden venir determinado por un uso excesivo y desgaste repetitivo de la rodilla.

Estos síntomas también puedes venir frecuentemente por la debilidad del músculo o cuando las rodillas no están alineadas la una con otra.

Por otra parte, el conocido menisco es una pieza de cartílago que actúa como cojín entre el hueso y la tibia, y se puede lesionar con facilidad cuándo se tuerce nuestra rodillas mientras transportamos un peso, pudiendo verse afectada también la cadera.

Para tratar este problema debemos hacer muchos entrenadores personales recomiendan comprar maquinas de gimnasio para casa y así poder poco a poco hacer ejercicios para fortalecer nuestros músculos, a través también de estímulos eléctricos y de cirugía en los casos más graves.

Otro tipo de lesiones son las de los ligamentos. Es el caso del ligamento anterior cruzado y del ligamento posterior cruzado.

Para tratar los esguinces o lesiones en esta parte debemos aplicar hielo inmediatamente después de percatarnos de la lesión, de tal modo que no se hinche.

La rodilla me duele al flexionar: Problemas y Causas

Estas lesiones de tendones son causadas cuando hay una tendonitis o incluso en la rotura de un tendón. Suele venir dado por el excesivo y repetitivo uso de nuestros tendones ya sea a flexionar, en especial en algunos deportes como el running que se hace corriendo una práctica muy usada para bajar peso.

La tendinitis rotuliana se suele dar en ocasiones en deportes en los que el salto es un componente mayor del juego, hay que tratar cuando antes esa rodilla inflamada.

Para paliar estos problemas en los tendones debemos elevar la pierna, aplicar hielo, o tomar aspirina o ibuprofeno. Limitar también la práctica deportiva por un tiempo, y también en ocasiones la escayola para inmovilizarla. También, de nuevo si la cosa es muy extrema habría que recurrir a la cirugía.

Lo más importante es siempre prevenir, que es mejor que curar. Hacer estiramientos y calentamientos antes del ejercicio, así como caminar y fortalecer los músculos de las piernas con escaleras, bicicleta o levantando pesos.

También debemos evitar los cambios bruscos de dirección o movimiento, los cambios bruscos de intensidad o ritmo en nuestros desplazamientos. Podemos aumentar poco a poco la carga a la hora de hacer ejercicios, es decir tener un comportamiento gradual de menos a más. Tener un buen calzado deportivo y mantenernos en nuestro peso también ayudarán sin lugar a dudas, a conservar unas rodillas más sanas sin dolores.

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest