mujer corriendo

Quiero ponerme en forma, ¡Mañana empiezo!

Seguro que la mayoría de las personas que no practican con regularidad deporte o cualquier tipo de actividad física se han preguntado alguna vez ¿Qué tengo que hacer para ponerme en forma? ¿cómo lo puedo hacer? ¿Cómo lo debo de hacer?, pero la mayoría de las veces que lo intentado, lo han acabado dejando. Nosotros queremos conseguir que este prototipo de persona se enganche completamente a la actividad física y comience esta aventura para abandonarla nunca jamás.

La mayoría de las personas no tienen por qué tener ningún tipo de conocimiento a cerca de actividad física y deporte, por lo que hoy vamos a tratar de relatar cuáles son las principales encrucijadas en las que se ve la gente a la hora de querer hacer deporte en sus tiempos de ocio.

Este es un artículo que va dirigido a la generalidad de las personas, pero especialmente a aquellas personas jóvenes y adultos que tienen una vida que no les permite realizar ejercicio con regularidad y con un ritmo de vida sedentario, para que puedan saber que cosas les pueden pasar a la hora de empezar.

El primer punto en el que me voy a centrar, se produce justo en el instante en el que la persona en cuestión decide que quiere realizar una practica deportiva bien sea para ponerse en forma, bien sea para perder algunos kilos de más o simplemente porque hace mucho tiempo que no practica ningún tipo de ejercicio físico y está deseando volver a retomarlo.

La mayoría de las personas que comienzan realizan un extraordinario razonamiento hipotético deductivo… ¡Voy a salir a correr!

La realidad es que esta opción es siempre la más desaconsejable. La gente tiene un gran interés en salir a correr porque cumple dos requisitos fundamentales: 1º Es gratis, 2º Puedo ir a la hora que quiera y no va a estar lleno como las salas de musculación.

Una persona que lleve muchísimo tiempo sin realizar ningún tipo de actividad física ”lo más probable” será que salga a correr y se de cuenta de dos cosas:

O bien que hace excesivo frío para correr o bien hace excesivo calor para correr. Si no estás acostumbrado a realizar actividades en el aire libre, esto es una de las primeras cosas que acabará con nuestros planes de ponernos en forma. Por eso hay que salir completamente mentalizado de lo que nos vamos a encontrar. Sino, siempre podremos ir a una sala de musculación donde los monitores de sala y los entrenadores personales nos indiquen que es lo más adecuado para nuestra situación.

Por otro lado, después de llevar muchísimo tiempo sin hacer ejercicio lo primero que sentiremos es que correr es un ejercicio muy duro y que no somos capaces de mantener un ritmo. Esto puede ser otra de las razones que nos lleve a abandonar.

Además hay que tener en cuenta que correr, sabe correr todo el mundo, pero correr con una técnica correcta que no sea lesivo para nuestras articulaciones… No todo el mundo sabe. Por esta razón, si conseguimos vencer todas las adversidades y continuamos con la carrera, nosotros recomendamos que se haga sobre una superficie blanda como el “tartan” de las pistas de atletismo o sobre tierra que amortigua mejor el impacto, además de utilizar un calzado adecuado. Este último aspecto es muy importante y quiero destacarlo, porque no es raro observar a la gente utilizando calzado de vestir como si fueran de deporte. La mayoría de las personas pensará: ”Son depotivas, ¿Qué más da?” pero la realidad es que al igual que si tú no vas a hacer una excursión por la montaña con chanclas porque esto te puede acarrear graves dolencias, no deberías de correr con calzado que no sea para dicha actividad.

Para finalizar este primer punto, si al final os decantáis por salir a correr, creo que lo mejor que podréis hacer será planificar un entrenamiento ascendente en donde comencéis combinando fases de carrera continua con andar deprisa para conseguir el objetivo de llegar a poder correr 30 minutos seguidos. Si conseguimos esto, significará que hemos adquirido una condición física óptima para exigirnos un poco más y poder llegar a conseguir objetivos como correr 5 km, 10 km…

Si por contra, no sois del grupo de personas mencionadas anteriormente y decidís que lo mejor es acudir a un profesional que se encuentre en un gimnasio, sólo deciros que al gimnasio al que vayáis aseguraros de que el monitor de sala os haga una rutina de entrenamiento acorde a vuestras capacidades físicas. En la mayoría de los sitios tienen tablas de entrenamiento estándar y no se paran a valorar el estado físico de cada persona, sus objetivos ni nada que se le parezca. Por esto no es raro, ver a una persona que ha ido al gimnasio a mejorar de una operación de rodilla y está haciendo la rutina de entrenamiento que hacía Arnold Schwarcenegger o una persona que quiere perder peso y lo que está haciendo es un entrenamiento de hipertrofia.

Si vuestro objetivo es perder peso, tenéis que tener en cuenta una serie de cosas. Lo primero que tenéis que hacer es soltar el móvil o el ordenador y dejar de buscar en Internet todo tipo de dietas y formas de adelgazar. La mayoría de las personas se meten en foros y otros tipos de sitios web que no sirven para nada. La realidad es que no hay ningún tipo de dieta milagro ni nada que se le parezca. La realidad es que la pérdida de peso sólo se consigue con tres factores: Dieta, ejercicio y voluntad.

Como hemos dicho anteriormente, nosotros desde Uworkfit aconsejamos acudir a un endocrino que nos proporcione una dieta equilibrada y seguro que será muy provechosa, dado que nos ayudará a perder peso sin recuperarlo.

También sería conveniente que si os proponéis hacer una dieta y hacer ejercicio para perder peso tratéis de evitar caer en la desesperación y dejarlo. Si esto sucediera podría producirse lo que se conoce con el nombre de efecto rebote. Esto consiste en que si hemos perdido 7 kilos y dejamos lo que estábamos haciendo. Es muy probable que recuperemos este peso y alguno más.

En conclusión, tenéis que saber que cualquier tipo de actividad deportiva que realicéis y así dejéis de ser sedentarios y empecéis a llevar una vida más activa siempre será beneficioso. Nuestra recomendación es que no empecéis por correr, dado que es una actividad muy dura y sacrificada y tiene el inconveniente de que se hace solo, lo cual nos puede llevar a desanimarnos y acabar volviendo a ser sedentarios. Por eso recomendamos realizar actividades deportivas de equipo que siempre serán divertidas y satisfactorias tanto física como socialmente.

Si os planteáis perder peso, el mejor consejo que se le puede dar a una persona es que se ponga en contacto con un médico especialista y que la práctica deportiva sumado al ejercicio le ayudará a conseguir su objetivo ¡A por ello!

Si al final decidís ir a un centro deportivo, poneros en las manos del personal y aseguraros de que os aporten lo que necesitáis para conseguir vuestros objetivos.

Y sobre todo que comencéis a desarrollar una pasión y disfrute con la práctica deportiva que os lleve a seguir durante muchos años, mejorando así vuestra salud.

Loading...

One Response

  1. Luis DelRoto Responder

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest