descanso activo

Descanso Activo

Cómo realizar un día de descanso activo. No existe nadie que pueda hacer un esfuerzo continuo durante las 24 horas del día. Tampoco durante los 7 días de la semana, ni durante todo el mes o el año. Es verdad, necesitamos descansar. Y eso es algo que todos por dentro sabemos.

Pero cuando viene el momento de descansar existen muchos tipos de descanso. Descansar es un gran modo de recuperar la energía que hemos liberado durante un esfuerzo, y que nos ha dejado en cierto modo vacíos de fuerzas.

Pero aquí se presentas las primeras y grandes diferencias entre unos y otros tipos de descanso. Del mismo modo que ocurre con el intelecto o las actividades del cerebro, no es lo mismo recuperarse de una manera que de otra.

Sí cuando descanso de estudiar, veo en la televisión programas basura o del corazón, estaré perjudicando todo lo que había ganado de quietud y paz mental mi cerebro.

La dinámica observable es, por así decirlo, realizar una actividad contraproducente durante el descanso a la de la actividad. Eso se puede decir que es a evitar.

dia descanso activo

Cómo hacer un día de descanso activo

Lo mismo ocurre con la actividad física, el fitness y el ejercicio. También con nuestra rutina de hipertrofia, es lo que se conoce como descanso deportivo.

Pero ¿qué es el descanso activo? Entendemos por descanso activo el tipo de actividad suave y ligera con la que pretendemos, como hemos dicho, llegar a los niveles de energía disponible previos a la realización de nuestro esfuerzo físico.

Éste ejercicio ha de ser suave, pero que aún así nos permita perder calorías a la vez que poner en funcionamiento el sistema cardiovascular.

Actividades de este tipo son por ejemplo, montar en bicicleta , hacer senderismo o caminar, o ligeros ejercicios en el agua o natación.

Ha de decirse que también existe el descanso activo entre series. El objetivo en este caso sería quemar calorías a la vez que mantener el sistema cardiovascular en funcionamiento durante toda la sesión de entrenamiento.

Además evitaría distraernos entre series y hacer éstas más largas de lo conveniente.

descansar ejercicios

Descansar en función del tipo de ejercicio

Desde el punto de vista del autor de este artículo, existe un tiempo para cada cosa. También necesitamos a veces tirarnos en el sofá y no hacer nada. Las demandas en la vida diaria y del mundo laboral hacen que a veces lo requiramos.

Pero cualitativamente podría decirse que el descanso activo es superior al pasivo. Igual o equiparable a lo que diferencia a ver una competición de atletismo en la televisión o correr tú mismo.

La clave es la actitud con la que se aborda. Si bien el descanso pasivo es eso, pasivo, y la actitud con la que se aborda ha de ser significativamente diferente a la del descanso activo, este último descanso exige más de nosotros mismos.

Y aunque hay un tiempo para cada cosa la tendencia del ser humano es a estar parado. Por lo que si algo nos saca de esa dinámica, mejor.

Por lo tanto aquí van algunos pequeños consejos para mantener una actitud buena y motivada de cada al descanso activo.

Descanso y Recuperación

Recuerda que tienes que descansar, pero que también en tu descanso puedes dar lo mejor de ti.

Piensa que necesitas descansar. Ésto va por los más activos. Si bien es fenomenal que tengas tanta motivación por entrenarte, no siempre más es mejor. No te preguntes si te va a pasar factura. La pregunta no es si sí o si no, sino dentro del sí cuando.

Recuerda que incluso los deportistas más exitosos y habilidosos, casi sobra decirlo, toman también sus descansos. Se vuelve a cumplir también aquí la máxima de que menos es más.

Es por tanto muy importante descansar por las razones que hemos argumentado. Si se trata de descanso activo o pasivo, depende de las necesidades de cada uno en un momento determinado.

Loading...

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...

Pin It on Pinterest